Cero infecciones por COVID-19 en concierto-experimento en Barcelona.


El pasado 12 de diciembre en la Sala Apolo de Barcelona se realizó un concierto-experimento que demostró que un concierto en vivo, en el que todos los miembros del público fueron evaluados previamente, puede resultar en ninguna infección por Coronavirus.


El concierto contó con cuatro DJs y algunas bandas locales. En total, 1.047 participantes se inscribieron al estudio, con edades entre los 18 y 59 años, quienes firmaron un consentimiento informado en donde indicaron que no tenían síntomas, no vivían en un hogar con personas mayores y no habían sido diagnosticados de COVID-19 durante los últimos 14 días.


Además se realizó una prueba de antígeno en el sitio, en donde alrededor de 500 personas fueron seleccionadas aleatoriamente para ingresar a la sala de conciertos portando cubrebocas N95. Los otros 500 fueron enviados a casa y utilizados como un grupo de control.


Ya dentro del concierto los asistentes no mantuvieron distanciamiento social, tenían permitido bailar y cantar, y podían consumir bebidas alcohólicas adquiridas en una zona de bar habilitada en un salón contiguo al concierto. Solo podían quitarse la mascarilla para beber algo y en el espacio limitado para fumadores. La ventilación de la sala se optimizó en las dos salas interiores (sala de conciertos y bar) y se controló el flujo de aire durante el evento.

Las cuatro presentaciones duraron un total de cinco horas y el tiempo promedio que los participantes pasaron dentro de la sala de conciertos fue de 2 horas y 40 minutos. El movimiento dentro del lugar fue dirigido por marcadores y monitoreado por seguridad, quienes ayudaron a evitar filas frente a los baños, así como durante la entrada y salida.


Todos los participantes fueron llamados para realizarse una segunda prueba ocho días después del concierto. Los resultados no mostraron infecciones entre los 463 asistentes que cumplieron con la segunda ronda de pruebas, mientras que en el grupo de control de 496 personas que no ingresaron al auditorio hubo dos casos positivos.


Los autores del estudio concluyeron que: "Asistir a un concierto de música en vivo con una serie de medidas de seguridad que incluían una prueba de antígeno negativa para el SARS-CoV-2 realizada el mismo día, no se asoció con un aumento de las infecciones por COVID-19".

Los participantes comentaron que: "disfrutaron de la presentación y no se sintieron escudriñados por la seguridad."


El experimento fue realizado por la Fundación contra el SIDA y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), y ha sido financiado por Primavera Sound.



Logo Horizontal Blanco.png

Cursos online

Diplomados

Suscríbete a nuestro newsletter

Sobre nosotros

Contáctanos

Teléfono: (56) 2032-1610
Whatsapp: (55) 8490-8858

email: info@xperiencemakers.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube Xperience Makers
  • LinkedIn - Xperience Makers