La Batalla del Streaming vs Cine tradicional



Un tema cada vez más recurrente es la batalla entre el streaming y el cine tradicional y para muestra, otro botón, pues resulta que el mes pasado Universal decidió estrenar la película Trolls: World Tour, anunciada originalmente para cines el 10 de abril (a pocas semanas de la declaración de pandemia de Covid19 por parte de la OMS), pero en esta ocasión hacerlo solo en plataformas digitales PVOD (Premium Video On Demand), para aprovechar la publicidad que ya habían generado para el estreno y que mucha gente se encontraba en casa debido a la cuarentena y podría alquilarla por tan solo $19.99 USD.

Para sorpresa de todos la película fue un éxito, ya que a 3 semanas del estreno había recaudado $95 millones de dólares, tan solo en Estados Unidos. Lo cual contrasta con los $120 mdd generados por la primer película de Trolls, en el mismo lapso de tiempo y mismo país pero en cines tradicionales (2016). Lo más atractivo para Universal, es que una película en plataformas VOD genera una utilidad aproximada del 80% para el estudio, mientras que en cines tradicionales genera tan solo el 50% o incluso el 40% de utilidad.

La mejor de esta historia viene después, ya que Jeff Shell (CEO de Universal), debido a la sorpresa de la excelente respuesta, hizo comentarios que le valieron algunas quejas por parte de sus aliados comerciales: los cines tradicionales.

“Los resultados del "Trolls World Tour" han superado nuestras expectativas y demostrado la viabilidad del PVOD. Tan pronto como se vuelvan a abrir los cines, esperamos lanzar películas en ambos formatos”

– Jeff Shell


Esto ocasionó el enojo de AMC (cadena de cines más grande del mundo con salas en Estados Unidos, Europa y Oriente Medio), quien en voz de su CEO Adam Aron, mencionaron que AMC dejaría de reproducir todas las películas de Universal en sus cines a nivel mundial y consideraba su relación comercial terminada, debido a dichos comentarios.

El pleito resonó durante un par de días en los medios de comunicación, pero trajo de nuevo a la mesa un excelente tema de discusión, ¿nos enfrentamos a un nuevo paradigma en la industria cinematográfica? ¿comenzarán otros estudios a considerar salir primero o simultáneamente en PVOD?, o ¿los cines tradicionales alguna vez permitirán tener una ventana menor a los 75 o 90 días?

Les explico un poco, los cines por lo general piden a los estudios o distribuidoras que permitan una ventana de 75 a 90 días entre el estreno de la película en sus cines y el lanzamiento de la misma película en otras ventanas, como streaming, pago por evento o TV. Esto para poder obtener mayores ganancias al tener la exclusiva en cines y no “quemarla” en otros canales.